header image
 

Plantas

 

 

El agua puede ser perjudicial

 

El agua que da vida a las plantas, también las puede matar.

La primera recomendación es que el riego no sea excesivo. Siempre que el agua sale por el orificio inferior de la maceta, arrastra sustancias nutritivas.

El empapar la tierra a diario, sólo puede conducir a la putrefacción de las raíces por la pérdida de nitratos.  Cuando las plantas están en reposo, apenas necesitan agua. Lo contrario ocurre cuando viven en pleno período vegetativo. En este caso, necesitan riego cuando la superficie de la tierra se ve seca y al introducir el dedo en ella no se sienta humedad.

No debe olvidarse de un buen drenaje, facilita la salida del agua excedente, evitando encharcamientos peligrosos.


 

El jardín de mr

video

plantss